sábado, 30 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte XI) - Día 11 y 12

Día 11 (07/08/08) Hraunfossar. Olafsvik - Reykjavik

Último día de nuestro viaje. 5 de la mañana, arriba. Desayunamos unas pastas que compramos ayer y rumo a Reykjavik.

En la orilla sur de la península de Snaefells hacemos una paradita para visitar algunos tramos de costa, y realizamos una pequeña caminata entre Arnastapi y Hellnar junto a los acantilados.

Posteriormente nos desplazamos al cercano pueblo de Budir, donde la arena de la playa está compuesta casi íntegramente de Olivino, un mineral de color verde claro, con lo cual la playa deja de ser negra y adquiere un tono amarillo-verdoso, debido a los minúsculos granos cristalizados de este mineral.

Ahora sí que definitivamente cogemos carretera rumbo a nuestra última parada: Hraunfossar.

Siguiendo la carretera 54 que cogimos en Budir llegamos a Borg, donde un poco más adelante encontramos la carretera 1 que cogemos en dirección Varmaland/Blonduos/Akureyri (o sea en el cruce a mano izquierda), a unos 17 km llegamos a Varmaland donde cambiamos otra vez de carretera y cogemos la 50 rumbo Reykholt, aquí cogemos la 519 que nos lleva directamente a Hraunfossar y Barnafoss.

Hraunfossar es una serie de cataratas que aunque no tienen mucha altura, su principal característica es que aparecen no desde lo alto de una roca si no que el agua sale de entre las rocas a lo largo de cientos de metros. Barnafoss es una pequeña catarata río arriba (junto a Hraunfossar)

Deshicimos todo el camino hasta la intersección con la carretera 1 y cogimos dirección Reykjavik, cruzamos el fiordo de Hvalfjordur a través de el tunes de Akranes, que discurre por debajo del mar, llegando tranquilamente a Reykjavik sin problemas de tráfico.

Dejamos maletas y descansamos 10 minutos. Nos quedaban algunas compras, devolver la botella de gas que nos había sobrado en una gasolinera, dar una vuelta y buscar sitio para cenar.

El problema...llovía, finamente pero llovía. Pero había que salir. Entramos a la catedral, de aspecto sobrio por fuera y por dentro, compramos las camisetas de moda (las llevaba mucha gente, pero es que eran las mas originales. Camiseta negra por delante ponía Lost in Iceland y por detrás Is there anybody out there? (Perdido en Islandia. ¿Hay alguien ahí fuera?)

Encontramos un sitio que nos recomendó el enlace de la agencia el primer día donde comer pescado fresco y barato. Justo frente al puerto, un local moderno Fish & Chips se llamaba. Elegías el pescado (de entre lo que había de pesca ese día), un tipo de patatas, la salsa y la bebida. Simple, bueno (el pescado buenísimo) y barato.

El horario de cenas es de 5 a 9 !! Así que no hay que no hay que despistarse para ir a cenar.

Seguía lloviendo, pero continuamos para ver la típica escena del monumento al drakkar vikingo que hay junto a la bahía. Aunque sin fotos debido a la lluvia. (si hubiera tenido una E3...).

Ya visto más o menos todo y como estábamos bien caladitos. volvimos al hotel, cogimos el coche y nos fuimos a buscar la estación de autobuses, donde por la noche teníamos que dejar el coche y las llaves. Llenamos el depósito, compramos un par de cositas para desayunar y almorzar el día siguiente y volvimos al hotel para hacer las maletas.

Si os sobra tiempo y queréis ir a la Laguna Azul, ésta se encuentra en dirección al aeropuerto de Keflavik a unos 50km de Reykjavik. Pero creo recordar que cierran pronto (sobre las 6 o 7 de la tarde) La laguna de NatureBath de Myvatn esta abierta de 9 de la mañana a 12 de la noche.

Tiempos de visita: Hraunfossar 1 h
Distancias; Olafsvik - Arnastapi 44 km / Arnastapi - Budir 18 Km /Arnastapi - Borg 100 Km / Borg - Hraunfossar 48 Km / Borg - Reykjavik 75 Km

Día 12 (08/08/08) La vuelta

A las 4 de la mañana toque de diana. Devolución del coche y allí mismo salía el Flybus que nos llevaría al aeropuerto. El avión salía a las 7 de la mañana. En el aeropuerto facturamos, y rápidamente subimos hacia la oficina del tax free, (hay que rellenar los tickets de la compra que nos dieron en la tienda: nombre, dni, y algunos datos mas. Llevarlos preparados). Con lo que nos dieron compramos un par de botellitas de Brennivin y a la hora convenida subimos al avión.

Pude tomar algunas fotos espectaculares desde el avión, las formaciones volcánicas, ríos, glaciares... fantásticas.

Y aquí termina nuestro viaje, un viaje que resultó perfecto, superó ampliamente todas nuestras espectativas, y que ya tenemos previsto volver, espero que no dentro de mucho tiempo. Esta vez será en invierno, para ver auroras boreales y paisajes de ensueño cubiertos de nieve.

En total 10 días intensos, unos 2400 Km de coche, mucha comida basura pero mucho aire puro, y sobretodo grandes experiencias...en que lugar del mundo y sólo a 4 horas de España puedes encontrar todo esto junto: glaciares, volcanes, geysers, fiordos, dorsales oceánicas, icebergs, cataratas gigantescas, ballenas, focas, una de las atmósferas más limpias del mundo y una gran tranquilidad.

Espero que este blog os haya ayudado y ojalá un día podáis ir a Islandia y verla con vuestros propios ojos.

Arturo y Mari

Leer más...

viernes, 29 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte X) - Día 10


Día 10 (06/08/08) - Viaje al centro de la tierra. Blonduos - Olafsvik

Como siempre tempranito cogemos la carretera rumbo a nuevos destinos, esta vez nos dirigimos a la península de Snaefells. La parte más famosa de esta zona es el volcán Snaefellsjokull (no confundir con el Snaefells, en el otro extremo de la isla), pues es el punto de entrada hacia el centro de la tierra según Julio Verne en su novela "Viaje al centro de la tierra2, valga la redundancia.

Antes tenemos una parada en la granja de Eiriksstadir. Para llegar a ella, desde Blonduos tomamos la carretera 1 hasta llegar a Bru. Aquí seguiremos la carretera 61 durante varios kilómetros hasta encontrar a mano izquierda el desvío de la carretera 59, la cual tomamos, la seguimos durante 37 km que acaban desembocando en la número 60 giramos a la izquierda dirección Stykkisholmur / Olafsvik / Snaefells (no se que indicación ponía) y a los 6 o 7 km torcemos a la izquierda por la pista 586 y a los pocos kilómetros encontramos la granja.

La granja es una reconstrucción de la de Erik el Rojo (descubridor de Groenlandia y padre de Leifur Eriksson, descubridor de América). A escasos metros de ésta encontramos los restos de la construcción original. En esta granja nos recibió una chica vestida como los antiguos vikingos (Hello Marta !!), y dentro la granja estaba totalmente ambientada, con sus camas, armas, telares, utensilios, etc.. junto a un pequeño fuego que iluminaba tenuemente la escena, nos contó la historia de la familia Erik, y la forma en que vivían en aquel lugar y tiempo. Fue muy interesante por el ambiente que había allí dentro, parecía una acampada junto al fuego en medio de un bosque solitario.

Pudimos vestirnos de vikingos (no voy a poner la foto, no), casco (sin cuernos, eso es invento de las películas de Hollywood), abrigo, espada y escudo. El casco pesaba un quintal, de hierro y con el frío que debería hacer allí, no se yo como tenían ganas de peleas. También soplamos, a modo de llamada a comer o a guerrear, un cuerno de cabra (supongo).
Según la época y el día hacen representaciones de la vida vikinga, comidas, manejo de armas, etc...

Una visita muy recomendable.

Volvimos hacia atrás hasta la carretera 60 para rápidamente empalmar con la 57 que nos llevaría de cabeza hasta nuestro destino de hoy, Olafsvik.

Siguiendo la costa nos encontramos con paisajes marinos preciosos, con la entrada del fiordo Hvammsfjordur salpicada de islas.
En Grundarfjordur nos encontramos con una formación montañosa creada por las lenguas glaciares realmente impresionante.

Llegamos a Olafsvik, y como siempre dejamos rápidamente las maletas y nos fuimos a patear por ahí. Lo primero fue subir hasta donde pudimos del volcán Snaefellsjokull (que como habréis adivinado por la terminación también es un glaciar, aunque muy pequeñito comparado con todo lo visto hasta ahora)
Para los islandeses Snaefellsjokull tiene un significado especial, porque creen que es una montaña mágica, con poderes y seres ocultos que la guardan. Aunque creen en elfos, trolls y resto de personajes mitológicos en general, esta montaña parece que les atrae especialmente. Tiene la perfecta forma de volcán y unas nieves perpetuas que realmente la hacen atractiva.
Hay un plano detallado de las rutas del volcán, que está incluido en el parque nacional de su mismo nombre. Para subir el camino está justo antes de entrar al pueblo (está señalizado). Existe una ruta de varias horas, no demasiado complicada (nosotros no la hicimos) que lleva hasta la cumbre, pero también están las alternativas, para viajes express, para ir en coche por diversos lugares (aunque nunca hasta arriba del todo)
Después de patear (porque si se va en coche, también hay que caminar a pie para ver cosas, si, si, hay que caminar :-) ), nos dirigimos al pueblo para tomar algo (un café con leche calentito (el café suele ser bastante aguado) con unas pastas excelentes, parece que la repostería no se les da nada mal a los islandeses) y decidimos lavar el coche, pues tenía polvo como para poder plantar un roble. Las mangueras de agua eran gratuitas, simplemente te recordaban que no malgastaras el agua. (con toda el agua que tienen y lo concienciados que están...¿o el aviso será para los extranjeros?) Una vez listo nos fuimos muy pronto a dormir, pues el día siguiente no queríamos llegar muy tarde a Reykjavik (todavía nos quedaban hacer algunas compras, pegar un vistazo más a fondo a la ciudad y cenar pescadito en algún sitio baratito).
La previsión era estar en marcha a las 6 de la mañana, una hora perfecta, con el sol en todo su esplendor y con menos que nadie alrededor.
Tiempos de visita: granja Eiriksstadir 1 - 1'5 horas (depende de las actividades del día) / Parque de Snaefellsjokull (3-4 horas) dependiendo de las rutas a recorrer.
Distancias: Blonduos - Bru 85 Km / Bru - Eiriksstadir 60 km / Eiriksstadir - Olafsvik 140 Km
Leer más...

jueves, 28 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte IX) - Día 9

Día 9 (05/08/08) - Focas. Myvatn - Blonduós

A medio camino entre el lago Myvatn y Akureyri se encuentran las cataratas Godafoss (cascada de los dioses) llamada así porque cuando Islandia abrazó el cristianismo en el año 1000, la leyenda cuenta que todas las representaciones de los antiguos dioses fueron arrojadas aquí.
Aunque en muchos sitios ponga que es de las más bellas y espectaculares de Islandia a nosotros no nos dijo mucho comparándola con otras. Pero no por ello no se merece una visita. Además te das de bruces con ella siguiendo la carretera hacia Akureyri. Tiene una altura de unos 12 metros y una anchura de unos 30.

Llegamos a Akureyri, una pequeña ciudad ubicada en el interior del fiordo más grande de Islandia, el Eyjafjordur. Buscamos la calle comercial para comprar regalitos para casa (no sabíamos si el último día llegaríamos demasiado tarde a Reykjavik).

Atención a esto: las compras que hagamos en Islandia hay que intentar hacerlas en las tiendas que tengan el cartel de Tax Free (La mayoría). Si nuestra compra es superior a 4000 kronas (unos 32 euros) debemos pedir el ticket para el tax free, de esta forma en el aeropuerto nos devolverán el iva (que esta al veintitantos por cien). Hay que ir con tiempo a coger el vuelo, pues se hacen largas colas para las devoluciones. Si sobra tiempo, hay que ir luego a la oficina de cambio del aeropuerto para cambiar a euros (nos lo devuelven en kronas), o como hicimos nosotros comprar el licor típico de allí (brennivin) en la tienda dutti free.

Hecho este inciso seguimos con el viaje.

Comimos ese día en un restaurante de Akureyri, bastante económico y muy bueno, pues de entrada había buffet de ensalada, pasta, sopa, etc... y de segundo a la carta, pescado o carne.
Las dos cosas estaban buenísimas, la carne como no, las ovejas todo el santo día pastando por toda Islandia..., y el salmón que pedimos se cría allí mismo dentro del fiordo.
Después de tantos días comiendo de sobre aquello nos supo a comida de dioses.

Continuamos carretera hacia Glaumbaer (carretera 75), un conjunto de granjas antiguas con su techo de musgo y sus paredes de turba, restauradas y convertidas en un museo muy interesante, con herramientas y utensilios antiguos, muy bien ambientada.
La carretera que nos lleva de Akureyri hasta Glaumbaer es una maravilla y no me refiero al asfalto, sino a las vistas, pues vamos continuamente cruzando valles glaciares, uniéndose unos con otros, todos cubierto de musgo...genial !

Volvemos a coger la Ring Road y seguimos hasta Blonduos, dejamos las maletas en el pequeño pueblo junto al mar (tiene un hospital), y salimos pitando hacía la península de Vatnsnes a por las focas.
Seguimos la carretera 1 desde Blonduos durante unos 30 km y entonces giramos a mano derecha por la carretera 711 (pista de tierra). Seguimos esta pista durante unos 30km más aprox. hasta llegar a Osar, que es una pequeña granja y un pequeño hotel junto a la carretera. Allí paramos. Hay junto a la granja una valla con una puerta (esta cerrada, pero tiene un pestillo que se puede abrir y pasar. Supongo que están para que no se escapen las vacas o los caballos) de la que sale un caminito que baja hasta la playa. Allí abajo hay una colonia de focas. Están distanciadas por un pequeño entrante de mar de unos 50m por lo que no se puede acercar más de esa distancia. Pero parece que las focas son bastante curiosas y sólo acercarnos a la orilla algunas se acercaron a escasos 5 o 6 metros y estuvieron allí bastante rato (nos cansamos nosotros antes que ellas). Allí abajo hacía un frío de tres pares, yo con las 4 mangas, la braga, el gorro y los guantes y acabé congelado como no recordaba haberlo estado nunca. Pero aguantamos todo lo que pudimos por ver estos animales tan graciosos en su hábitat natural. Mas adelante, siguiendo la pista parece ser que hay más colonias de focas, pero nosotros no tuvimos tiempo. (ya volveremos otro año)

Cuando estábamos allí bajó una pareja y me giré para ver, y en la cara del chico había una sensación de... no se como explicarlo, supongo que la misma que sentí yo al ver las focas allí tan cerca de mi...al natural !!
Sensación de...que bonito es el mundo en que vivimos y como lo estamos jodiendo !!
Como dato os explicaré la diferencia entre focas y leones marinos (se parecen bastante). Los leones marinos tienen pabellones auditivos (o sea orejas) mientras que las focas tienen un simple agujero, la otra característica que los identifica mayormente es que los leones marinos pueden doblar las patas trasera para caminar, mientras que las focas no.

Para variar se nos hicieron las tantas otras vez, así que tuvimos que volver a semi oscuras hacia el hotel.
Tiempos de visitas: Godafoss 1 hora, Akureyri (depende que lo que hagamos allí, el pueblo en si no tiene nada de especial), Glaumbaer 1 hora, focas (al gusto)
Distancias: Myvatn (Reykjahlid)- Godafoss 54 Km / Godafoss - Akureyri 46 km / Akureyri - Glaumbaer 90 km / Glaumbaer - Blonduos 61 km
Leer más...

miércoles, 27 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte VIII) - Día 8

Día 8 (04/08/08) - La otra laguna azul. Myvatn-Myvatn

Hoy nos esperaba un día movidito e íbamos a intentar ver todo lo que pudiéramos. Se nos quedó pendiente del día anterior ver mejor la grieta de Grjotagjà, y la zona de Krafla. Pero antes de nada teníamos pensada una paradita en un lugar de ensueño. A pocos kilómetros del pueblo en dirección a la zona geotermal de Namafjall se encuentra Naturebath, un pequeño complejo al estilo de la mas que famosa Laguna Azul (cerca del aeropuerto de Keflavik). Abrían a las 9:00 así que a las 9 menos cinco allí estábamos. Sólo había una pareja y nosotros.
Entramos, pagamos la entrada (creo recordar que rondaba los 10 euros) y nos dimos primero una ducha obligatoria en los vestidores. Y así salimos al exterior, en bañador...6 grados que había! pero fue meter el pie allí dentro de aquella laguna de un azul idílico y dejar de notar el frío. El agua se encuentra entre los 36-40 ºC aunque si te desplazas hacia según que zonas aumenta bastante.

Allí estuvimos como dos huevos hirviendo durante más de una hora que se nos pasó volando, decidimos salir porque algo más habría que hacer ese día... El complejo tiene zonas de masajes, restaurante, saunas, etc...

La laguna es seminatural, es decir el agua caliente proviene de una centra de energía que está río arriba. Esta central chupa el agua del interior de la tierra y de su calor extrae energía, el agua sobrante la dejan correr río abajo y cuando llega a esta zona se estancaba parcialmente debido a una acumulación de materiales en los lados, así que la arreglaron un poquito e hicieron el balneario. Esta todo muy naturalizado y dicen que parece más natural que la famosa Laguna Azul. A nosotros nos pareció estar en el paraíso. Debe de ser impresionante bañarse allí rodeado de nieve.

Después del chapuzón y bien relajaditos nos dirigimos al crater Viti, le dimos la vuelta para que no nos lo contaran (tiene unas zonas de sulfaratas en la parte posterior) y seguidamente nos acercamos a la contigua zona de Leirnjukur. Aquí atravesamos el campo de lava del volcán Krafla, que no es un volcán típico, es decir no tiene la típica forma de cono, sino que es un volcán de fisura, o sea una grieta de tres pares por la que la lava sale expelida durante varios centenares de metros. La parte inferior de toda esta zona permanece todavía caliente, como lo señala la cantidad de humo que emana a través de las piedras. Es un paseo muy interesante que nos gustó mucho.


Ese día como estaba todo muy cerca del pueblo, nos volvimos a comer al hotel y nos pegamos una siesta de 10 minutos, que hasta ahora no habíamos podido. Antes de comer nos pasamos de nuevo por la grieta de Grjotagjà, para pasear por encima de ella y verla mejor.

Ahora llega el turno de una zona impresionante, por la fuerza que demuestra la naturaleza en este punto. Es la zona de Namafjall, cerca de NatureBath. Aquí pudimos observar pozas de barro hirviendo que contrariamente dejan a uno helado. Abstenerse de intentar ponerse una mascarilla !! Aquí también encontramos sulfartas y emanaciones a presión de vapor de agua (parecían enormes cafeteras avisando de que el café estaba listo). Recomendamos subir la montaña que hay justo enfrente de todo esto, pues nos da una impresionante vista del contorno. Con cuidado de no salirse del camino, que nunca se sabe que puede haber debajo de la tierra, pues hay que tener en cuenta que todas las zonas geotermales están cambiando continuamente, y donde antes era tierra ahora bien puede haber una inminente salida de azufre caliente.
Continuamos hacia el sur hasta llegar a la base del volcán Hverfjall, nos armamos de ganas y fuimos subiendo por el camino hasta llegar al borde del cono. Es un volcán compuesto por tierra y arena muy fina, como una gran acumulación de arena y grava. Técnicamente se denomina Tefra (piroclastos no cementados). El cráter se formó en una erupción de hace 2700 años, y tiene una altura de entre 100 y 150 metros.

La circunferencia de su cono es de unos 3100 metros. Así que que nos costó alrededor de 1 hora darle la vuelta. Pero vale la pena porque desde allí tienes vistas del Lago Myvatn y alrededores fantásticas. (y si sale un día claro, ya el colmo)

La visita continúa en la zona de Dimmubogir, a mi esto fue lo que menos me gustó, no hubiera pasado nada si no hubiera ido. Es una zona que debido a unos movimientos de la lava de diferentes erupciones y tal y tal, al final quedó una especie de bosque de lava. Pero bueno, como es pequeño se puede dar una vueltecita, hay tres rutas, una pequeña de unos 10 minutos, otra mas amplia de unos 20 y la más grande de unos 40. La de 40 nos lleva a un pequeño túnel excavado por la lava caliente atravesando capas de lava solidificada.

Seguimos bordeando el lago hacia Kalfastrond donde se encuentran formaciones de lava dentro del agua del lago. Lástima que fuera bastante tarde y ya quedara poca luz porque es un lugar muy bonito. Aquí es donde nos encontramos con las hordas de mosquitos, que parecía que habían decidido hacer una acampada allí todos juntos.
Y ya con mucha prisa y apretando el paso pues serían las 11 pasadas vimos lo que nos quedaba de lo que teníamos previsto, los pscudocraters , que viene a ser algo así como pequeños cráteres pero que en lugar de estar formados por explosiones de material magmático, están creados por explosiones de vapor de agua.
Si el día anterior no hubiera llovido y hubiéramos podido ver el crater viti y la zona de Krafla, hubieramos ido mas tranquilos, porque acabamos reventados de tanto caminar.
Todo el recorrido que abarca, Eldhraun, Leirhnjukur, Viti, Namafjall, Hverfjall y Dimmuborgir está unido mediante una senda, aunque también se puede ir en coche de un lugar a otro.
Si en algún punto os encontráis con una valla que os cierra el paso, no os preocupéis, la abrís, pasáis con el coche y luego la volvéis a cerrar, en algunas lo indicaba, en otras no.
El lago Myvatn es un paraíso para los amantes de las aves acuáticas, hay una gran zona protegida con miles de aves...para el que tenga tiempo para ver patos!
No dejamos nada para el día siguiente en esta zona, pues el día siguiente queríamos para a comer en Akureyri (la segunda ciudad más grande, unos 15.000 habitantes), realizar alguna compra y continuar para ver focas.
Tiempos de visita: depende de lo que queráis caminar. Está todo muy cerca así que simplemente organizarse. Eso sí, en un día...muy justito muy justito.
Distancias: todo alrededor del lago. La vuelta al lago son unos 40 km. Lo más alejado es la zona de Krafla, pero está a escasos 10 minutos de Reykjahlid.

Leer más...

Viaje a Islandia (Parte VII) - Día 7

Día 7 (03/08/08) Por allí resopla!. Húsavik - Myvatn

Como menú del día tenemos de primero avistamiento de ballenas y de segundo visita al museo del falo. Como en el post anterior ya comenté algo sobre el museo, lo dejamos aparte y nos centramos en las ballenas.

En el mismo puerto de Húsavic encontramos dos empresas que realizan los viajes, nosotros elegimos la de las banderas amarillas, la otra tenía banderas azules. La elección fue al azar pues el precio y el tiempo era el mismo. Además las dos iban al mismo sitio a observar.

Nos pusieron unos impermeables tipo capitán pescanova y zarpamos rumbo al centro de la bahía. La rutina es la siguiente llegados a la zona de avistamiento: el barco para motores y la gente comienza a mirar alrededor, si alguien ve el chorro de agua grita como energúmeno y todos de cabeza a ese lado del barco, al tiempo que el barco se dirige hacia ese lugar (generalmente salen dos veces seguidas) El guía en lo alto del barco indica con el método de las horas donde aparecen las ballenas. Después de ver dos o tres, la rutina cambia y la gente ya no va de un lado a otro del barco (pues generalmente cuando llegas ya no ves la ballena), así que cada cual elige el sitio que más le gusta y espera a que la ballena haga su aparición frente a sus narices.

Vimos una docena aproximadamente aunque ninguna hizo demostración de sus saltos. La experiencia fue fantástica a pesar del frío y la humedad que pillamos. Se agradece que a la vuelta hacia el puerto nos dan una taza de chocolate caliente con una ensaimada.

En el viaje tuvimos también la oportunidad de ver miles de Puffins volando sobre nuestras cabezas y otros tantos aposentados en las laderas de la pequeña isla de Lundey. Son la imagen representativa de Islandia y son muy graciosos, sobretodo cuando intentan despegar desde el agua, pues parece que les pese el culo y no lo vayan a conseguir nunca.

La excursión dura unas 3 horas y cuesta alrededor de 33 euros.

Después de visitar el museo del falo nos dirigimos hacia el sur a nuestro nuevo destino en el que íbamos a estar dos noches, debido a la cantidad de cosas que hay para ver allí: el lago Myvatn.

Después de dejar los trastos en la guesthouse de Reykjahlid nos acercamos a la entrada del pueblo donde vimos una extensión de magma completamente agrietado y abombado junto al lago, es la zona de Eldhraun. El nombre de Myvatn significa Lago de los Mosquitos, y en algunas zonas hay miles (no son mosquitos chupadores de sangre, son como minimoscas), tanto que no se puede hablar porque te tragas alguno que otro. El lago a pesar de su extensión sólo tiene un máximo de 4 metros de profundidad, con una media de 2 metros.

(Se me acaba de ocurrir una cosa: si hacéis el viaje en coche acordaros de llevar cd's de música, sólo hay 4 o 5 emisoras de radio y les gusta mucho hablar, además la cobertura deja mucho que desear en gran parte de la isla.)

El tiempo parecía que estaba cerrándose y que pronto empezaría a llover, así que decidimos inspeccionar la zona para el día siguiente. Nos acercamos a buscar la grieta de Grjotagjà que esconde en su interior una pequeña laguna azul y caliente, tan caliente que ahora ya no se puede bañar la gente (hace unos años todavía lo hacían). El camino para llegar está señalizado pero cuidado porque la entrada a la cueva no, simplemente hay un pequeño descampado junto a la senda y a ras de suelo se ve el agujero de entrada. La grieta al estar elevada no se ve en sí misma, pero vas conduciendo pegado a ella.
Volvimos hacia atrás y nos acercamos a la zona de Krafla, llegamos hasta el cráter Viti, pero empezó a llover débilmente. Como ya era suficientemente tarde y visto el clima, dejamos las visitas enteras para el día siguiente. Como pasaríamos otra noche allí, teníamos todo el día para poder verlo todo detenidamente...o eso creímos.
Tiempos de visita: excursión ballenas 3 horas aprox, museo del falo 30-40 minutos, Eldhraun (dependiendo de lo que queramos caminar, hay una ruta circular que le da la vuelta completa)
Distancias: Húsavik - Myvatn 52 Km. / Circunvalación del lago unos 40Km

Leer más...

martes, 26 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (PArte VI) - Día 6

Día 6 (02/08/08) Dettifoss. Egilsstadir - Húsavik

El día de hoy parecía que iba a ser tranquilito, era una especie de etapa intermedia de unión entre las maravillas del sur y las del norte. Teníamos mucho camino hasta llegar a nuestro primer destino: el Parque Nacional Jokulsargljufur. Salimos de Egilsstadir y sin dejar la carretera 1 nos fuimos adentrando en una zona completamente desierta, kilómetros y kilómetros de piedra volcánica pura i dura. En esta zona fue donde se realizaron entrenamientos para los astronautas del Apolo 11, pues parece que el tipo de terreno es muy parecido al que se encontrarían en la luna. Yo nunca he estado en la luna, pero si alguien ha estado que me lo confirme, gracias.



No olvidéis llenar el depósito del coche pues hay mucho tramo sin gasolineras.


Por fin llegamos a Dettifoss la catarata más poderosa de Europa, su caudal medio ronda los 200 metros cúbicos por segundo (200.000 litros por segundo) y su máximo es aproximadamente de 500 metros cúbicos. Tiene una altura de 44 metros y un ancho de casi 100 metros. Si está el sol fuera podréis ver varios arco iris entre su bruma.



Es una catarata impresionante por la fuerza que lleva el agua y como con todas, puedes acercarte hasta la misma orilla y tirarte si quieres cual moneda de la suerte.


Siguiendo el camino a pie que hay junto a la catarata en 10 minutos río arriba se llega a Selfoss, otra gran catarata que aunque su altura es mucho menor (11 metros) , su anchura es más impresionante, pues cae a lo largo de toda la pared lateral del cañón del río Jokulsa a Fjollum. Volvimos hacia el coche y continuamos río abajo para buscar la siguiente catarata: Hafragilsfoss. Esta sólo podía observarse desde la parte de arriba del cañón, pero no por eso deja de ser impresionante.


Allí en un pequeño prado junto al acantilado decidimos sacar la manta y hacer nuestro picnic.


Seguimos la carretera 864 hasta ver la indicación de Asbyrgi. Este enorme cañón (íbamos buscándolo y resulta que íbamos por dentro, pero por lo enorme que era no nos dimos cuenta)


Este cañón en forma de herradura se formo, se cree, por la acción de dos erupciones del volcán que se encuentra bajo el gran glaciar Vatnajokull. Hace 10.000 años la primera, y 3.000 años la segunda, las explosiones derritieron tal cantidad de agua que esta salió rumbo norte cara abajo arrastrando todo lo que pillaba a su paso. Aquí en esta zona se encontró con materiales muy débiles que arrastró con mucha facilidad dejando sólo las paredes del cañón y una meseta central que eran de materiales más duros. La leyenda cuenta que fue una de las 8 patas del caballo de Odín la que originó esta depresión en el terreno. Cada cual que elija la versión que más le guste. El cañón mide unos 3'5 km de longitud, algo mas de 1 km de ancho y la altura de sus paredes supera los 100 metros.
Justo enfrente del camping que hay a la entrada hay un caminito que se dirige a una de las paredes por la cual se puede subir, primero hay una escalerita, luego dos cuerdas y finalmente otra escalerita. No hay peligro en la zona de las cuerdas.


Seguimos en dirección Húsavik por la carretera 85. Dejamos maletas en la guesthouse y nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Aquí hay varias cosas que ver, en primer lugar tenemos dos compañías que realizan excursiones por la bahía para ver ballenas, también podemos encontrar el museo de las ballenas y para museos raros la Faloteca nacional, el único museo del mundo dedicado a los falos (para los de la logse, penes). Los hay disecados, en formol, grandes (el de cachalote es el más grande con mas de metro y medio en estado de reposo, creo.), y pequeños, finitos y gruesos...el tío tiene de todo. Incluso hay 3 certificados de personas que cuando fallezcan desean donar su cosita al museo. También hay un botijo con cara de guardia civil y tricornio incluido y que el pitorro del botijo hace las veces de pitorro del guardia civil. El dueño del museo nos dijo que lo compró en Toledo. Es curioso el lugar. (no Toledo, sino el museo)


Vimos los horarios de las salidas de los barcos y decidimos ir el día siguiente a las 10 de la mañana. Así que seguimos dando la vueltecita por el pueblo, que por cierto tiene un parque precioso, cruzado por un río cristalino lleno de ánades (para los de la logse, patos).





Nos fuimos un poco por las afueras del pueblo, buscando algún acantilado donde pudiéramos ver frailecillos (Puffin), pero al final desistimos. Al menos me llevé unas de las fotos más bonitas del viaje.







Tiempos de visita: Dettifoss, Selfoss y Hafragilsfoss: 3 horas, Asbyrgi: 2-3 horas

Distancias: Egilsstadir - Dettifoss 165 Km / Dettifoss - Asbyrgi 40 km / Asbyrgi - Husavik 64 Km

Leer más...

Viaje a Islandia (Parte V) - Día 5

Día 5 (01/08/08) Subida al glaciar. Jornarfjordur - Egilsstadir

Hoy teníamos planeado hacer una excursión sobre la lengua glaciar. Pero entre unas cosas y otras se nos olvidó llamar con antelación para reservar. El día anterior antes de llegar a Brunholl vimos un desvío que indicaba excursiones al glaciar, pero como era muy tarde seguimos hasta la granja para dormir, así que esa mañana nos tocó volver hacia atrás 15 o 20 km para ver que ponía en el cartel. Había una pequeña explanada con un par de carteles indicativos, uno sobre la zona y otro sobre la empresa que realizaba las excursiones, según indicaba las subidas eran a las 10:30 y las 14:00, eran las 10 y allí no parecía que fuera a haber nadie, el camino seguía en dirección al glaciar, así que nos pusimos a subir por si acaso más arriba estaba el centro de visitantes, pero cuando el camino se puso demasiado peligroso para nuestro 4x4 dimos media vuelta y nos consolamos diciendo que ya volveríamos otra vez a Islandia para hacerla. Nos dirigimos hacia Hofn y entramos para buscar un supermercado, allí vimos anuncios de la empresa que realizaba las excursiones pero no localizamos su casa, así que por si las moscas nos dirigimos a la oficina de información, allí una chica muy amable nos dijo que teníamos que estar a las 2 menos 10 en el lugar donde estaban los carteles, que bajarían a por nosotros con coches especiales 4x4. No teníamos que reservar ni nada, simplemente estar allí.

Nos quedamos un poco moscas, pero bueno, había que intentarlo, así que dimos una vuelta por el pueblo, y media vuelta otra vez, ahora eran ya unos 40km marcha atrás. Gracias a eso pudimos ver muy cerca de la carretera un grupo del renos. Como era temprano todavía vimos una señal que nos indicaba Flaajokull (una lengua glaciar) y hacia allí nos dirigimos a ver que encontrábamos. Después de unos 10-15 km de pista llegamos a los pies del Flaajokull, y con esa vista enfrente decidimos comer allí mismo (esta vez dentro del coche pues hacía bastante frío y viento).

A las 2 menos cuarto llegamos al descampado, ahora sí que había coches, algunos vacíos y otros con gente esperando. Al cabo de un momento bajaron 3 coches 4x4 enormes que dejaron a la gente que ya había realizado la excursión.

Yo todavía no las tenía todas conmigo pues uno de los guías estaba contando a la gente que esperaba para subir y no parecía que le saliesen las cuentas. Pero al final subimos todos. El 4x4 se desenvolvía bien por aquella pista empinada que nos subiría hasta la lengua del glaciar. Llegamos a una caseta donde pagamos la excursión (unos 85 euros por persona). Había varias opciones, subir en 4x4 (con guía), en moto de nieve (2 personas por moto) con un grupo, y una combinada con los dos tipos de vehículo. Nosotros nos decidimos por el 4x4, pues tendríamos mejor oportunidad para ver el paisaje, charlar con el guía (muy simpático) y no necesitábamos hacer un mini-cursillo previo. Subimos al 4x4 con una familia de Lleida (a la que envío saludos desde aquí) muy simpática, con la que nos lo pasamos muy bien el rato que estuvimos con ellos (vos recorde que un día d'aquests passarem a comprar-vos un formatge !!). Per cert, algú de vosaltres encara es desperta suat, recordant la segona pujadeta al refugi? :-)))



El viaje fue magnífico, tener a nuestros pies tan vasta extensión de hielo, con un espesor de entre 400 y 1000 metros !!! Acongojaba pensarlo cuando el 4x4 atravesaba las grietas del hielo.


Después de esta nueva experiencia ya definitivamente tomamos rumbo hacia los fiordos del Este

Existe una carretera que pasa directamente de Breidalsvik hasta Egilsstadir, saltándose todos los fiordos, pero nosotros decidimos ir por la que los bordea siguiendo la linea de costa. Las vistas eran increíbles, con las montañas inmensas con su forma de U y el agua tan tranquila como en un lago, salpicado de tanto en tanto de pequeñas granjas y multitud de saltos de agua.
De la población de Faskrudsfjordur a Reydarfjordur se ha construído un tunel (no aparecía en nuestro mapa) que acorta este recorrido en unos 40 Km.

Llegamos a la guesthouse sobre las 10 de la noche, para variar...junto al lago Lagarfljot, donde se dice que vive un monstruo como el del lago Ness (primos hermanos o cuñaos o algo así eran)
Así nos pasó otra día y otra nueva experiencia.
Tiempos de visita: excursión al glaciar, tiempo total unas 4 horas.
Distancias: Hornarfjordur - Egilsstadir por los fiordos 320 Km / Fiordos pasando por el tunel final 280Km / sin pasar por los fiordos 270 Km (vale la pena darse una vuelta por los fiordos)







Leer más...

lunes, 25 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte IV) - Día 4

Día 4 (31/07/08) Hielo. Kirkjubaejarklaustur - Hornarfjordur


El día de hoy tenía dos puntos de interés, por un lado el Parque Nacional de Skaftafell, el cual comprende una pequeña porción de tierra y una vasta extensión de glaciar, y por otro lado el lago glaciar Jokulsarlon.

Durante el camino una de las más antiguas iglesias que se conservan en Islandia, Nupsstadur, en la que caben una 10 personas no demasiado grandes.

La carretera transcurre entre todas los sedimentos provenientes del glaciar, durante unos 50 km sólo tenemos a nuestro alrededor una enorme cantidad de...nada. Sólo una planicie compuesta de arena, piedras y agua. No se recomienda salir de la carretera, pues este terreno es muy traicionero y bajo una fina capa que puede parecer resistente puede haber arenas movedizas. Así que lo mejor era ir tirando hasta alcanzar el camping y zona de información del parque.

Conforme íbamos avanzando se nos aparecían las lenguas del gran glaciar Vatnajokull con una extensión aproximada de 140 km de este a oeste y de unos 90 km de norte a sur.

A los pies del glaciar encontramos el camping, muy bien cuidado y con sus correspondientes instalaciones.

Existen varias rutas para realizar, nosotros elegimos una sencilla que nos llevaba primero a la cascada de Svartifoss y luego junto a la lengua glaciar.

Siguiendo el camino que cruza el camping se bifurca un camino señalizado hacia Svartifoss, el cual seguimos durante unos 15 minutos o algo menos.

Svartifoss es una catarata enmarcada entre formaciones hexagonales de basalto y aunque la catarata en sí no tiene un gran volumen de agua, es una de las más bonitas de la isla.

Unos metros antes de llegar a la catarata el camino se bifurca a la derecha con la indicación Sjornipa (que creo que viene a ser algo como Mirador), siguiendo este camino durante un buen rato (puede que entre 30 - 45 minutos) llegamos a la parte de arriba de una de las montañas que encajona la lengua glaciar Skaftafellsjokull.

La vista es increíble, no hay palabras para describir esa visión de la lengua glaciar, tan enorme, tan blanca y azul, tan relajante...

Cuando pudimos cerrar la boca y sin poder quitar los ojos de esa imagen, nos dispusimos a comer allí sentados nuestros sandwichs. Esta fue una de las imágenes impactantes de aquel día...pero todavía nos esperaba una mayor.

Bajamos del glaciar siguiendo otra senda más corta y más bonita que por la que subimos, que atravesaba un pequeño bosquecillo. No se ve demasiado bien el comienzo pero situándonos ahí donde se nos ve en la foto, damos la vuelta como si volviéramos por la pista de subida, pero el lugar de eso hay que girar hacia la izquierda y caminar unos metros, rápidamente veremos las balizas que señalan el camino y además lo veremos serpentear por la ladera. Este camino nos lleva directamente al camping.

Cogimos el coche y tomamos rumbo a Jokulsarlon. Habíamos visto muchas imágenes de él en internet, pero nada más lejos de la realidad. La primera visión del lago es algo que se queda en la retina para siempre...azul, azul, el color azul de los icebergs flotando en el agua. Esta es la imagen más impactante de todo el viaje. Es una maravilla de la naturaleza, realmente un espectáculo digno de ver.


Nos acercamos a la orilla, para tocar el agua y pudimos ver que allí había focas nadando. Nuestras primeras focas en libertad !! Sin zoos, ni rejas, ni cristales...

Fuimos a la caseta para comprar los tickets (unos 20 euros por persona) para la vuelta en barco entre los icebergs. No se compran dentro de la caseta, hay una terracita donde hay un hombre con un chaleco amarillo reflectante, el nos apunta en la lista y nos dice a la hora a la que sale el barquito (es un barco con ruedas que puede ir por tierra y por agua). La última salida es a las 18:10 !! Nosotros pillamos esa. El viaje fue un espectáculo, navegar entre todos esos icebergs. La guía del barco nos dio algunos datos sobre el lago. Cuento los principales para los que no hablen inglés: la temperatura del agua es de uno 4ºC, la parte superior del icebergs es sólo un 10% del tamaño del mismo, el otro 90% se encuentra sumergido. La profundidad del lago es de aproximadamente unos 200 metros. Se formó debido a la acumulación de tierra que lleva el glaciar, la cual formó a lo largo de los años una especie de albufera, creando el lago, el cual tiene salida al mar y por el que discurren los icebergs, una vez llegan al mar se derriten con rapidez debido a la mayor temperatura del agua, el hielo que forma los icebergs tiene alrededor de 1000 años que es lo que tarda aproximadamente en bajar desde lo alto del glaciar (circo) hasta la base (valle). Los icebergs que caen del extremo tardan entre 2 y 5 años en cubrir los 5 km de anchura del lago hasta desembocar en el mar. Hay icebergs negros o muy sucios y otros completamente limpios, la explicación es la siguiente: cuando el iceberg cae, todo él esta sucio pues el glaciar arrastra en su superficie y en su interior muchas partículas de arena, piedras, tierra, etc.. poco a poco la parte sumergida se va limpiando con el agua, cuando esta parte pierde demasiado volumen, el iceberg da la vuelta y la parte que antes estaba sumergida ahora emerge limpia de suciedad.

No me enrollo más, el que quiera que vaya a verlo.


Continuamos la carretera hasta llegar a nuestro destino de esa jornada, una pequeña granja (con sus vaquerizas incluídas) llamada Brunnholl, cerca de Hornarfjordur.



Tiempos de visita: Ruta Parque: 3 horas. Lago Jojulsarlon 1hora.
Distancias: Kirjubaejarklaustur-Parque 70Km / Parque - Jojulsarlon 64Km / Jokulsarlon - Brunholl 50Km Leer más...

domingo, 24 de agosto de 2008

Viaje a Islandia (Parte III) - Día 3

Día 3 (30/07/08) La escapada. Hveragerdi - Kirkjubaejarklaustur

Hoy la ruta a seguir era continuar por la carretera 1 con sólo un par de cataratas en todo el camino y poco más, así que decidimos adentrarnos en la isla. Tomamos rumbo a Landmannalaugar. La ruta más fácil consiste en la siguiente: conduciendo por la carretera 1, nos desviamos a mano izquierda 6 km antes de llegar a Hella, justo al lado de una gasolinera (repostar siempre que podáis, nunca se sabe lo lejos que puede estar la siguiente), por la carretera 26 (hay un cartel con la indicación de Landmannalaugar y un panel indicativo de la zona). Seguimos esa carretera sin asfaltar durante 43 kms hasta el desvío de la carretera F225 y la seguimos durante unos 50 kms hasta llegar al camping de Landmannalaugar.

En la carretera 26 pasaremos junto al volcán Hekla (activo) y atravesaremos su inmenso campo de lava.

Hay que cruzar 4 o 5 ríos durante el recorrido de la F225, que aunque no presentan realmente ninguna dificultad, al ser primerizos vamos con cuidado. Lo más adecuado es bajar del coche y buscar la zona menos profunda o menos ancha para poder cruzar. Si no se tiene claro se puede esperar a que llegue otro coche que nos ayude llegado el caso. Son ríos poco profundos 1 o 2 palmos y con el fondo plano (repito que no hay ningún problema, al menos con un 4x4)

El paisaje es realmente increíble, y las ovejas pastan a sus anchas por doquier. Una curiosidad de las ovejas es que van libres por toda la isla. Cuando llega el invierno, algunas vuelven a sus granja y las que no son buscadas a caballo por los granjeros que organizan una gran fiesta para este menester. Siempre encontramos las ovejas en grupos de 3. De momento no tenemos explicación para esta conducta. Y siempre encontraremos algún grupo en el lugar mas recóndito que visitemos.

100 metros antes de llegar al camping hay un río que sí que es más profundo el cual ya no nos atrevimos a cruzar, aunque coche del tamaño del nuestro si cruzaron, (una avería o golpe seguramente nos amargaría el viaje). Así que dejamos el coche junto con otros y cruzamos el río por unos puentecitos.

Allí junto al campings, (todos los campings son libres (gratuitos) pero disponen de las instalaciones necesarias como aseos, duchas, mesas, barbacoas, etc...) baja un río de agua caliente que decidimos probar después de realizar una pequeña caminata por la zona. Cruzar un campo de lava brillante, bajar hasta un valle cubierto de flores y subir hasta unas sulfaratas que nos ofrecían una magnífica panorámica. Landmannalaugar es famoso por el colorido de sus montañas, formadas por riolita. Se dice que cuando Dios creó el mundo aquí fue donde probó su paleta de colores. Azules, negros, verdes, rojos, ocres, amarillos, naranjas, blancos...la foto no le hace gran favor al lugar :-))







Después de patear y quedarnos con ganas de seguir subiendo, decidimos bajar, darnos un baño en el río y volver pues nos quedaban muchos kilómetros hasta el hotel. El río de agua caliente fue una sensación única, pues esperas la típica agua fría y la primera impresión es de asombro. La verdad es que se estaba muy agustito, pero había que volver.

Deshicimos todo el camino hasta volver a la Ring Road (carretera 1) y continuamos hacia el este dirección Vik.

Antes de llegar todavía nos quedaba algo de luz (eran aprox. las 10 de la noche) para parar en las dos cascadas del camino: Seljalandfoss y Skogafoss (ya habréis adivinado que foss significa cascada)

Seljalandfoss es una fina catarata pero enmarcada en una pared verde preciosa, mientras que Skogafoss es la que más me gustó porque su forma es la pura definición de una cascada, recta, de proporciones perfectas y al alcance de la mano. La idea de hacer una foto desde casi su base parecía buena, pero acabé calado y sin poder hacerla pues en décimas de segundo tenía el objetivo empapado. Pero vale la pena acercarse y notar como tiembla el suelo.

Sus medidas son de 60 metros de caída y una anchura de 25 metros.

Pasando Vik se puso a llover, por fin el verdadero clima islandés, hasta ahora sólo habíamos visto que sol y buena temperatura.

Llegamos a nuestro destino casi a medianoche, pero valió la pena acercarnos a Landmannalaugar.

Durante todo el camino nos cruzaríamos con una docena de coches, es increible la soledad que se respira en esa isla, y eso que era la época turística!!


Nuestro destino Kirkjubaejarklaustur debe de ser el nombre de pueblo mas dificil de pronunciar del mundo, parece que este hecho con las letras que sobran en una partida de Scrabble


Si quereis visitar Landmannalaugar aconsejo que en la agencia os busquen un hotel más cercano a la zona, como Hella, Hvolsvollur o incluso Vik.


Tiempos de visita: unas 4-5 horas en Landmannalaugar (depende de lo que querais caminar), 1/2 hora en Seldjalandfoss y 1/2 en Skogafoss

Distancias: Hveragerdi-Hella 50km / Hella-Landmannalaugar 100 km / Hella - Skogafoss 60 km / Skogafoss-Vik 33km / Vik-Kirkjubaejarklaustur 71 Km Leer más...

Viaje a Islandia (Parte II) - Día 1 y día 2

Día 1 (28/08/08) La llegada.

El vuelo salió con 1 hora de retraso de Barcelona por lo que llegamos a Keflavik a las 2 de la mañana hora local. Son 4 horas de vuelo y dos horas menos en el horario. A esas horas todavía se divisaba algo de luz en el cielo. Desde el aeropuerto salen unos autobuses (Flybus) que te llevan hasta Reykjavik (a unos 50km del aeropuerto). Este autobus te deja en la central de autobuses y allí mismo espera un minibus que lleva a cada viajero a su correspondiente hotel (este segundo autobus entra en el precio del flybus). Llegamos al hotel de Reykjavik, a 50 metros de la catedral (Hallgrimskirkja), y a dormir...
Atención a los que no puedan dormir con luz. En esta fechas no se hace nunca completamente de noche..lo más oscuro es entre las 12 y las 3, pero sobre las 4 de la mañana ya es completamente de día. No son muy aficionados a las persianas, en algunos había una cortinilla que tapaba algo de luz, en otros una simple cortina translucida. Así que si es necesario llevar antifaz.

Día 2 (29/07/08) Placas tectónicas, geysers y la primera catarata. Reykjavik-Hveragerdi

A las 10 de la mañana venía el enlace de la agencia para traernos la documentación del itinerario, información y mapas de las zonas. (aconsejo comprar en españa un mapa de carreteras. Yo lo compré en una tienda física de Castellón de "Casa del libro") y llevábamos tambien la Guía Azul de Islandia (con datos de todos los lugares). Tambien a esa hora nos entregaban el coche en el mismo hotel. Nos levantamos a las 8, desayunamos y nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad hasta las 10. Aprovechamos para sacar alguna foto de la capital, menos mal, porque el último día estuvo lloviendo y no pudimos hacer ninguna.

Una vez lo tuvimos todo preparado comenzamos el viaje.

Hacía un sol y un calor que nos hizo dudar de toda la ropa que cogimos (se me olvidó decir que tambien llavábamos un par de camisetas de manga corta), el termómetro marcaba 26 grados.

Nos fuimos a buscar la carretera 1 (ring road) que da la vuelta a toda la isla, para dirigirnos a Pingvellir. Pingvellir es un Parque Nacional con una gran extensión de lava que forma la separación de las placas tectónicas Americana y Euroasiática. No es una fisura perfecta, si no un conjunto de grietas y cañones. Aqui la tierra crece a razón de 2 cm al año. Es el punto donde se "crea" la tierra y a lo largo de millones de años se desplaza hacia américa y hacia europa hasta que desaparece en las fosas que bordean estos dos continentes.

Pingevellir también es muy importante para los islandeses porque durante siglos fue el lugar donde se creó y se reunía el Althing (el primer parlamento del mundo)

Antes de llegar a Pingvellir paramos a comer junto a un lago. Recomendable tambien llevar un pequeño mantel o una manta para hacer picnic. Allí conocimos a unos pajaritos bastante cabroncetes. Parece ser que era época de cría y si intentabas acercarte tiraban a picarte la cabeza. Me acerqué a hacerles unas fotos pero tuve que salir por patas. Ojito con ellos, pues los vimos en otros lugares.


Después de pasear entre la dorsal oceánica (realmente esta zona es la dorsal oceánica que cruza el atlántico de norte a sur y que en Islandia emerge a la superficie), nos dirigimos hacia la zona de Geysir.

Aquí podemos encontrar el conjunto de aguas termales en ebullición, compuesto por pequeñas emaaciones de agua caliente y geysers.

Actualmente cada 4 minutos aprox. salta el geyser Strokkur a una altura de unos 30 metros. A pocos metros de este encontramos el geyser Geysir (este geyser da el nombre genérico a todo este tipo de fenómenos). Geysir actualmente es muy irregular y pocas veces puede ser apreciado, alcanza una altura de unos 60 metros, pero nosotros no lo vimos.

Esta irregularidad es debida a que en siglos anteriores (cuando explotaba entre 3 y 8 horas de diferencia) la gente tiraba detergentes para provocar la erupción, hasta que el geyser se cansó y ahora solo explota cuando quiere y alcanza poco mas de 10 metros de altura.

Ah, y sí, el geyser funciona de noche...una española que había por allí se le ocurrió preguntarlo en voz alta, y las contestaciones a parte de las risas fueron del tipo: no, por la noche lo apagan para ahorrar agua, o, la atracción la cierran a las 10...

Como dato apuntar que el Geysir (el irregular) es el tercer geyser más alto del mundo, el primero se encuentra en el parque Nacional Yellowstone (donde vive el oso Yogui) en EE.UU. con una altura de unos 120 metros.

Cuando nos dejó de caer la baba ante tal demostración de la naturaleza (hay que imaginar que esto sucede porque debajo de nuestros pies existe una gran cámara de magma que calienta el agua subterránea) nos dirigimos hacia la primera catarata del viaje: Gullfoss.

Cada catarata tiene su atractivo, Gullfoss se encuentra enclavada en una cañón, por la que se desploma en dos tramos, el primero de 10 metros y el segundo de 20, provocando una gran nube de partículas de agua que nos ofrece un arco iris casi contínuo (en estos momentos se agradece la presencia de sol que nos acompañó durante toda la jornada) Nos pusimos el chubasquero, protegí la cámara y hacía la catarata. En 5 minutos caminando nos pusimos a sus pies para oirla rugir. Tuvimos suerte y el viento soplaba en dirección opuesta a nosotros con lo que pudimos observarla cómodamente.

A continuación pusimos rumbo a Hveragerdi donde se encontraba nuestra guesthouse

Por el camino pudimos parar a ver nuestro primer crater, Kerid, en cuyo interior hay un lago de agual azules, en la carretera 35. Luego veríamos más y más grandes.

Llegamos sobre las 10 de la noche al hotel, (habíamos salido sobre las 13 h de Reykjavik), y todavía había mucha luz.

Hay que tener en cuenta que la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h en las carreteras principales y de 80 Km/h en secundarias, las paradas a comer y tiempos muertos para buscar rutas, parar a hacer fotos, etc...

Los tiempos de visita fueron aproximadamente 2 horas en Pingvellir, 1 hora en Geysir y 1 hora en Gullfoss. Las distancias aproximadas son Reykjavik - Pingvellir 50 Km / Pingvellir - Gullfoss 60 km / Gullfoss - Hveragerdi 80 km Leer más...